Print

La Velocidad de las Plantas: Prehistöricos | Reseña

Nota8
8

En Chile no es mucho lo que se habla de Prehistöricos. Las noticias se percataron de su existencia no por su álbum debut del 2010, sino por haber sido seleccionados por el mismísimo Robert Smith para telonear a The Cure en su primer concierto en el país largo y angosto. El 2015 algunos medios musicales al fin comenzaron a tomarles algo de atención, pero no tanto por su gran disco del año anterior, Nuestro Día Vendrá, sino por el repentino anuncio de que Jeca dejaba la agrupación. Fue entonces labor de Tomás Preuss de continuar solo luego de la deserción de su compañera de aventuras, y comienza la grabación de un nuevo trabajo, que deja a los fans con la duda que siempre surge al momento de “disolverse” un dúo: ¿Podrá igualar, o superar, lo logrado antes? Los medios volvieron a dejar de hablar de la agrupación por un tiempo.

Es 2016 y tenemos al fin el trabajo que sirve para demostrar que a veces los cambios son para mejor y con el que tengo la seguridad de que los medios podrán hablr tranquilamente de ellos. La Velocidad de las Plantas, titulo de este disco, no sólo presenta a una nueva integrante, Valentina Rojas, encargada de los teclados y voces, sino que presenta una novedad en el sonido que los caracteriza. Ya no hay tantas tonadas pop como en sus discos anteriores, o baladas que suenan muy a la usanza de Surfjan Stevens, sino que ahora recurren a un sonido más inspirado en el dream pop de bandas como Sigur Ros para sobrellevar un trabajo destacable por sus capas de sonidos.

Un disco que tiene de todo, una minimalista balada como la apertura de “Nadar y Desaparecer” arreglos de cuerda que embellecen temas como la magistral “2 Luces”, una tonada tranquila que se vale de su melancólica letra y la voz de Tomás para alzarse como uno de los números más sobresalientes de este trabajo. Los violines dan un aire más nostálgico a “Zumbido de la Montaña”, mientras que “Saltar de tu Universo” vuelve al sonido más “clásico” de la agrupación, con Valentina complementando muy bien su voz con Preuss. El cierre, “Largo Viaje”, dedicado a Kurt Cobain es un track que se encarga de darle un final más que placentero a un disco que no hace más que jugar con cada una de las capas de sonido que usa y crear bellos paisajes con atmosferas dignas de un disco que retrata un cálido otoño.

Prehistöricos viene sorteando los obstáculos que se le cruzan, incluso lanzando un álbum de este nivel. La Velocidad de las Plantas es sin duda el mejor trabajo de la agrupación, un disco que viene muy bien con el clima del mes en que fue lanzado. Introspectivo, con un sonido melancólico y con un cambio que le va de maravilla. Este trabajo seguramente dará que hablar este año, y también pondrá a Prehistöricos en la notoriedad que merece. Sino, pues bien, ellos se lo pierden.

Pablo Rojas

Se supone que estudio Periodismo. Al menos eso dice la credencial de mi Universidad... ¡Sabia que debi doblar a la izquierda en Albuquerque! En twitter puedes hallarme como @sr_Alga